was successfully added to your cart.

25. Bhagavad Gita, capítulo 7.

By noviembre 18, 2018Enseñanzas, Podcast, Sin categorizar
podcast-la-puerta-de-los-vedas-bhagavad-gita-7

Bhagavad Gíta capítulo 7 – Yoga del conocimiento del Absoluto

La Puerta de los Vedas – Episodio 25

Ya vamos por el capítulo 7. del Canto del Supremo. El mismo Señor del Universo le da a su querido discípulo Sri Arjuna más instrucciones acerca de Su propia naturaleza y como poder conocerlo y llegar a Él. Sin dogmas, sin especulación mental, sin confundirse. Hay que despertar amor por El y pura devoción sincera. Esta es la más eficaz (y única) forma de poder acercarse a Dios, poder entenderle y conocerlo.

También esta grabación viene del maravilloso audiolibro del Sri Sri Bhagavad Gita en español creado por Ateneo cosmopolita de Yoga Prema; Suddha Nityananda Parivara Vaisnava en colaboración con Jesus Rois (Alendalua – creadores de audiolibros).

Si deseáis apoyar actividades culturales de nuestro Ashram y escuchar el Audiolibro completo, pueden adquirirlo en nuestra tienda virtual, donde es también posible pedirlo en formato impreso.

Yoga del Conocimiento del Absoluto

1: La Suprema Personalidad de Dios dijo: ahora oye, ¡oh, hijo de Pārtha!, mediante la práctica del Yoga con plena conciencia de Mí, con la mente apegada a Mí, podrás conocerme por completo, libre de dudas.

2: Ahora te voy a exponer por completo este conocimiento, que es tanto material como espiritual. Al conocer esto no te quedará nada más por conocer.

3: De muchos miles de hombres, puede que uno se esfuerce por la perfección, y de aquéllos que han logrado la perfección, difícilmente uno Me conoce en verdad.

4: La tierra, el agua, el fuego, el aire, el éter, la mente, la inteligencia y el ego falso, estos ocho elementos en conjunto constituyen Mis energías materiales separadas.

5: Además de todo ello, ¡oh, Śri Arjuna, el de los poderosos brazos!, hay una energía Mía que es superior, la cual consiste en las entidades vivientes que están explotando los recursos de esa naturaleza material inferior.

6: Todos los seres creados tienen su origen en estas dos naturalezas. De todo lo que es material y de todo lo que es espiritual en este mundo, sabed con toda cereza que Yo soy tanto el origen como la disolución.

7: ¡Oh, conquistador de riquezas!, no hay verdad superior a Mí. Todo descansa en Mí, tal como perlas ensartadas en un hilo.

8: ¡Oh, hijo de Kuntī!, Yo soy el sabor del agua, la luz del Sol y de la Luna, la sílaba OM de los mantras védicos; Yo soy el sonido del éter y la habilidad del hombre.

9: Yo soy la fragancia original de la tierra, y Yo soy el calor del fuego. Yo soy la vida de todo lo que vive, y Yo soy las penitencias de todos los ascetas.

10: ¡Oh, hijo de Pŗtha!, sabed que Yo soy la semilla original de todo lo que existe, la inteligencia de los inteligentes y el poder de los hombres poderosos.

11: Yo soy la fuerza de los fuertes, desprovista de pasión y deseo. Yo soy la vida sexual que no va en contra de los principios religiosos, ¡oh, señor de los Bhāratas (Śri Arjuna)!

12: Sabed que todos los estados de existencia –ya sean de la bondad, de la pasión o de la ignorancia– los manifiesta Mi energía. En un sentido, yo lo soy todo, pero soy independiente. Yo no me encuentro bajo la jurisdicción de las modalidades de la naturaleza material, ya que, por el contrario, ellas se encuentran dentro de Mí.

13: Engañado por las tres modalidades (bondad, pasión e ignorancia), el mundo entero no Me conoce a Mí, que estoy por encima de las modalidades y que soy inagotable.

14: Esta energía divina Mía, integrada por las modalidades de la naturaleza material, es difícil de superar. Pero aquéllos que se han entregado a Mí, pueden atravesarla fácilmente.

15: Esos herejes que son sumamente necios, que son lo más bajo de la humanidad, a quienes la ilusión les ha robado el conocimiento y que participan de la naturaleza atea de los demonios, no se entregan a Mí.

16: ¡Oh, tú, el mejor de los Bhāratas!, cuatro clases de hombres piadosos comienzan a prestarme servicio devocional: el afligido, el que desea riquezas, el indagador y aquél que busca conocimiento acerca del Absoluto.

17: De éstos, el mejor es aquél que tiene pleno conocimiento y que siempre está dedicado al servicio puro, pues Yo le soy muy querido a él y él Me es muy querido a Mí.

18: Todos estos devotos son indudablemente almas magnánimas, pero aquél que está situado en el plano del conocimiento acerca de Mí, Yo considero que es tal como Mi propio ser. Como él está dedicado a Mi trascendental servicio, es seguro que llegará a Mí, lo cual es la meta más elevada y perfecta de todas.

19: Después de muchos nacimientos y muertes, aquél que verdaderamente tiene conocimiento se entrega a Mí, sabiendo que Yo soy la causa de todas las causas y de todo lo que existe. Un alma así de grande es muy difícil de encontrar.

20: Aquéllos a quienes los deseos materiales les han robado la inteligencia, se entregan a los semidioses y siguen las reglas y regulaciones específicas de adoración que corresponden a sus propias naturalezas.

21: Yo estoy en el corazón de todos en forma de la Superalma. En cuanto alguien desea adorar a algún semidiós, Yo hago que su fe se vuelva firme para que pueda consagrarse a esa deidad en particular.

22: Dotado de esa fe, él se esfuerza por adorar a un determinado semidiós, y obtiene lo que desea. Pero, en realidad, esos beneficios únicamente los otorgo Yo.

23: Los hombres de poca inteligencia adoran a los semidioses, y sus frutos son limitados y temporales. Aquéllos que adoran a los semidioses van a los planetas de los semidioses, pero Mis devotos llegan al final a Mi planeta supremo.

24: Los hombres que carecen de inteligencia y que no Me conocen perfectamente, creen que Yo, la Suprema Personalidad de Dios, Krishna, era impersonal antes, y que ahora he adoptado esta personalidad. Debido a su poco conocimiento no conocen Mi naturaleza superior, la cual es imperecedera y suprema.

25: Yo nunca Me manifiesto a los necios, y poco inteligentes. Para ellos estoy cubierto por Mi potencia interna, y, por lo tanto, ellos no saben que soy innaciente e infalible.

26: ¡Oh, Śri Arjuna!, en mi carácter de Suprema Personalidad de Dios, Yo sé todo lo que ha ocurrido en el pasado, todo lo que está ocurriendo en el presente y todas las cosas que aún están por ocurrir. Además, Yo conozco a todas las entidades vivientes, pero a Mí nadie Me conoce.

 27: ¡Oh, vástago de Bhārata!, ¡oh, conquistador del enemigo!, todas las entidades vivientes nacen en el seno de la ilusión, confundidas por las dualidades que surgen del deseo y el odio.

28: Las personas que han actuado piadosamente en esta vida y en vidas anteriores, y cuyas acciones pecaminosas se han erradicado por completo, se libran de la dualidad de la ilusión y se ocupan en Mi servicio con determinación.

29: Las personas inteligentes que se están esforzando por liberarse de la vejez y de la muerte, se refugian en Mí mediante el servicio devocional. Ellas son de hecho Brahmán, porque saben absolutamente todo acerca de las actividades trascendentales.

30: Aquéllos que tienen plena conciencia de Mí, que saben que Yo, el Señor Supremo, soy el principio que gobierna la manifestación material, que gobierna a los semidioses y que gobierna todos los métodos de sacrificio, pueden entenderme y conocerme a Mí, la Suprema Personalidad de Dios, incluso a la hora de la muerte.

::Om tat sat::

Asi se termina Bhagavad Gíta capítulo 7.

En el Jahnava Mandir en Almeria se impartimos incesantemente enseñanzas de los Vedas, principalmente de Sri Sri Bhagavad Gita. Realizamos constantemente formaciones de profesores de yoga, donde se incluyen clases del mismo.

Y como siempre, con cualquier duda, sugerencia o tema espiritual para tratar en el podcast, no dudéis en conectar con nosotros a travez del formulario en la pagina web del Templo: https://www.templodekrishna.com/contactos/

Un gran porcion de Prema!

Hari OM.