was successfully added to your cart.

6. Krishna Mira Bai – Desapego y amor de una devota pura

krishna-mira-bai

Episodio 6 – La puerta de los vedas.

En este episodio del podcast vamos a descubrir la historia y el secreto de la vida de Sri Krishna Mira Bai Dasi, un gran santa de la India. Es un ejemplo de como se manifiesta el amor puro por Dios, Prema, en una persona. Aunque era una princesa, mostro un total desapego a las riquezas mundanas y se entregó plenamente a servir al Señor Supremo. Aqui va la historia completa……tal y como esta en el libro Historias milenarias de la India, recopilado por Swami Prema Rajenda Das. En estos momentos esta en la fase de su creación en la plataforma de Crowdfunding, Verkami. Faltan todavia 30 dias para terminar la recolecta en esta campaña. Pues si escuchais este programa antes del dia 25. junio, todavía estáis al tiempo de contribuir para su edición! Despues ya se podra comprar por un precio mas elevado en la pagina de proyectosdeltemplo.com. Con los fondos reunidos en la campaña se editará y entregará a todos los mecenas. Gracias por su colaboración, desde el fondo de mi alma…

Y ahora vemos  la historia tan inspiradora de Krishna Mira:

En una familia de reyes en Rajasthan nació una hija, que ya desde su niñez mostraba cualidades e inquietudes espirituales.

A sus doce años se hizo discípula de un Sri Guru Diksa, recibiendo de él un mantra e instrucciones sobre cómo cultivar la vida espiritual. Cada día iba a bailar y a cantar al templo del Señor Sri Sri Krishna. Con estas actividades ella le adoraba. Asi pasaba su tiempo y su amor por Dios aumentaba día día.

Mira creció y se hizo una joven muy bella, pero cuando llegó el tiempo del casamiento rechazó al hombre que le tocó como marido.

Decía:

─Yo ya estoy casada! El Señor Sri Sri Krishna es mi marido, Él es mi único esposo.

Los padres sin embargo no la entendían y la obligaron a casarse por la fuerza. Después de la boda, se tuvo que marchar con su marido al oeste de la India, pero no eran felices.

Él no la entendía y ella no quería vivir con él. Estaba ansiosa por ir al templo del Señor Sri Sri Krishna a meditar diariamente, aunque eso fuera inaceptable después del casamiento, así que ella continuaba sufriendo.
El marido, que vivía en la más profunda ignorancia, intentó por todos los medios convencer a su joven esposa para que le amase, pero sin resultado. El hombre era cruel y cuando vio que no le salían las cosas como deseaba decidió quitarse a Mira de encima. Así, llenó un vaso con veneno y le dijo al sirviente que se lo diera.
─Dile que esto es un regalo de su Guru y que se lo tiene que beber ─le dijo con maldad.
Pero que pasó! Mira se bebió el vaso con mucho respeto y amor y se puso a bailar en homenaje a su querido Sri Guru. El veneno no le hizo ningún efecto.

Después de algún tiempo, el marido quiso de nuevo quitarle la vida. Mandó a sus sirvientes llevarle a su esposa un cesto de ores, con una serpiente venenosa escondida dentro y les obligó a decirle que era un regalo de su querido Señor Sri Sri Krishna.

Y cuando ella, toda curiosa, abrió la tapadera… dentro de las ores había una deidad (estatua) de oro del Señor Sri Sri Krishna. La serpiente había desaparecido.

Eso ya fue demasiado para el marido y la encerró en una torre del palacio, y delante de su cuarto puso guardianes y soldados para que la vigilaran.

Una noche, los soldados escucharon cómo Mira estaba hablando con alguien, e inmediatamente avisaron al rey. Este se acercó a la puerta con una espada en mano, y se quedó escuchando… y era verdad: Mira estaba hablando con alguien. Entonces se puso furioso, partió la puerta de un golpe y entró dentro de la habitación, chillando: ─¡Con quien estás hablando!
Ella contesto con mesura:
─Con mi querido.

─¡Cómo! ¡No veo a nadie!

─No puedes verlo con tus ojos, tendrías que tener otra vista distinta ─respondió Mira.

El rey pensó que se había vuelto loca perdida, y se lleno de rabia. Quiso cortarle la cabeza, exclamando:

─Prepárate Mira, te voy a matar.

Ella, tranquilamente se levantó de su cama y se dividió en cuatro Miras. Después se hecho a un lado, le hizo una reverencia diciendo.

─Si, rey, estoy preparada para morir. Mata a la Mira que creas la tuya.

La espada se le cayó de la mano y, por n se dio cuenta de lo ignorante y limitado que era. Luego cayó de rodillas, y llorando le pidió perdón una y otra vez a aquella tan gran devota del Señor Sri Sri Krishna, a Mira Bai Dasi.

“Desapega te del mundo material y empieza a desarrollar ese apego tan especial, amando al Señor Sri Sri Krishna.”
Sri Prema Krishna Das Babaji Maharaj